Sueños I

Anoche soñaba en el lienzo sereno de tu cuerpo desnudo,

y el pincel de mi mano dibujó cuidadoso una vida cuajada y gemida de amor,

Asustamos queriendo al sereno pintado del amanecer,

Que buscando en sus llaves pretende impedirnos cruzar la laguna,

Pero es inevitable desearte de noche y quererte de día,

Solo es esta distancia que me niega empeñada el color de tu piel.


Describirte

Tu nombre se pronuncia como el guiño de un violín,
Escrito se dibuja con un color azul que empapa el universo,
Cantado es el extraño agudo atonal de un algo de Schonberg,
Leído se entretiene en un párrafo ambidiestro,
Sabido es un regusto almibarado que repite,

Besado son las notas manuscritas que un juglar ilusionado siempre espera reencontrarse a la mañana siguiente.


TU

Abrazado al contexto aguado de tu mirada,
Mientras irrumpo en el delito impune de tus labios.

Escrito en las estrofas rubias de tu pelo,
Con el curso guiado de mis manos,

Alimentado de la fresa abierta de tu cuerpo,
Para olvidarme de todo en tu locura.


Poemas para invisibles

Si tan solo enmascarada,

Los ojos se deshicieran de la carcel de mirar,

Nadie querría volar por encima de mi mundo,

y en la isla de mis cosas,

me entretendría en pensar

si eres quien quiero encontrar,

en esta carcel sin rumbo.

Desatada de las cuerdas,

de esta sociedad pensada,

solo quiero desandar,

los pasos de mi memoria,

Quiero volver a vivir,

Una sola vida entera,

Para volver a querer,

Esta vez, a mi manera.


Imposible

Te imaginé disfrazada de cuento de hadas,
Jugando a princesas por entre las sobras de un claro sin bosque,
Te desperté coronada,
Te rescaté reencontrada,

Para guardarte en mis alas,
Pero no volamos nunca,
Solo, seguí en mi naufragio mirando a poniente,
Observando el silencio de aquellas estrellas,
Que hurañas, perdidas, nunca me quisieron llevar hasta el puerto que tu desabrías.


Olvidarte

Si tuviera que quedarme con un sueño,
Soñaría de aquel donde tus labios,
Ese desnudo en el que tu te deslizabas,
Aquel del gesto que buscabas con mi mano.

Si yo quisiera inventarte en algún sueño,
Sería contigo amaneciendome en tus ojos,
Repetiríamos la noche terminada,
Y volveríamos a ser entre nosotros.

Si quizás he de olvidarte de mis sueños,
Quiero olvidar de ti y de mi lo desandado,
Quiero cruzar en un adiós a lo imposible,
Porque olvidarte estará escrito en mi epitafio.


Puedo quererte

Me muero por arropar el invierno indiferente de tu cintura,
con el calor del verano de mis manos,
Quiero deshilachar la oposición de tus palabras,
y enmudecer constantemente con mis besos,
Quiero pensar que al escribir en cada verso,
eres Mariuca el pensamiento de mi mente,
Solo pensar que susurrándote mi nombre,
puedo inventarte, entre los dos, un horizonte.